Reseña. La niña liberada – Iskra Pavez

Noviembre 11, 2015

la niña liberada

Sinopsis:

La niña liberada. Violencia sexual y poder es un testimonio sobre el abuso sexual sufrido por la autora en su infancia de parte de su propio padre, un militante del Partido Comunista que en la calle luchaba contra la dictadura de Pinochet, pero en casa era abusivo e irresponsable, todo esto en un contexto de extrema pobreza y exclusión social en el Chile de los años 1980. Asimismo, es un ensayo sociológico y una reflexión ética sobre la importancia de las historias familiares; los detalles de la dinámica abusiva y el ejercicio del poder al interior de las familias; los caminos terapéuticos recorridos para sanar integralmente este tipo de heridas; la hostilidad del sistema judicial frente a las víctimas que buscan justicia y reparación, la perplejidad y ambivalencia de los seres queridos cuando se devela un abuso sexual intrafamiliar. La publicación de este testimonio se inscribe en la “escritura de la memoria”, ya que forma parte de un proceso de liberación personal y social de esa pesada carga que deja la violencia sexual tanto en las víctimas como en las familias y la sociedad, es una invitación para dialogar y visibilizar este grave problema social que afecta en mayor medida a las niñas, dada su condición de género y edad. Por último, también es un llamado para crear urgentemente Políticas Públicas de prevención, protección y reparación de la violencia sexual y enfrentarlo como un tema-país.

238 páginas, Editorial Forja agosto 2015, tapa blanda, ISBN 9789563381849.

Califica este libro o ponlo en tu lista de lectura de Goodreads aquí.

Calificación escribana:

3-medio-estrellas

Este es uno de esos libros que desearías con toda la fuerza del mundo que se trate de ficción. Es una de esas lecturas en que las cuales ojalá se pudiera cerrar el libro, suspirar y agradecer que nada de lo relatado en aquellas páginas realmente ocurrió, que es solo parte de un recurso creado por el autor para torturar nuestras mentes y mantenernos en vilo a lo largo de la trama.

Pero la realidad supera a la ficción en muchas ocasiones.

Esta es una.

Iskra Pavez es Doctora y Magíster en Sociología, Trabajadora Social, instructora de Yoga (entre otros títulos que posee). Con ese currículo podemos inferir que es una mujer fuerte e inteligente, pero además de eso, Iskra es una sobreviviente. Teniendo motivos de sobra para haberse convertido en una mujer disminuida y repleta de traumas, nuestra autora ha decidido romper sus miedos y traumas para así liberarse de una situación de abuso sexual infantil tremenda.

La pequeña Iskra de cinco años, segunda hija de una madre que luchaba por salir de la pobreza y un padre militante del partido comunista, ha sufrido abuso sexual de parte de su padre desde que puede recordar hasta los siete años. No es algo que haya podido imaginar una mente infantil ni producto de una confusión, fue algo real y duradero que cada día adquiría más y más agravantes.

¿Es un relato muy fuerte?

El abuso es algo fuerte, no hay forma de abordarlo para que suene bonito, tampoco se le puede minimizar con eufemismos. El relato de Iskra es completo, parte explicando qué es eso que la impulsa a contar su historia, luego hace una breve cronología de la vida de sus padres hasta su nacimiento. Desde ese punto son los recuerdos de la autora los que toman la voz, convirtiendo a este libro en una auténtica obra de terror. Los reiterativos abusos físicos, verbales y psicológicos a los que se vio sometida la pequeña niña no dejarán indiferente a nadie, y demostrarán que esa creencia popular que dice que los niños no se dan cuenta de nada, está muy equivocada.

Muchas veces me cuestioné si era necesario decir y contar tanto sobre lo que la niña vivió, crear un relato tan crudo, pero lo cierto es que no hay mejor manera que ver y entender la realidad que relatando la verdad por dura y fea que sea. No es que este sea un relato sensacionalista, sino una voz que surge en donde el silencio y el tabú se imponen. Como advertencia, la lectura de este libro nos provocará asco y una rabia inmensa hacia ese hombre que violentó a su pequeña hija por tanto tiempo.

Si bien los abusos se detuvieron cuando el padre abandona a Iskra y su madre, la vida apenas comenzaba a ponerse difícil. Vinieron los años en que la madre nunca le supo responder a la hija si estaba realmente enterada de todo lo sucedido y también vinieron las tremendas secuelas psicológicas que el abuso provocó en la joven Iskra, que no logrará sentirse cómoda con su cuerpo y su vida hasta que tiene la oportunidad de estudiar fuera del país. Al regreso, Iskra se cuenta que nada ha cambiado en la sociedad y los temores vuelven, pero la fortaleza de la autora la impulsó a estudiar, preguntar y denunciar las situaciones de abuso que vivió por parte de su padre (quien murió años después de abandonarla) y uno de sus tíos.

La vergüenza y el tabú con el que en este país se asocia a la sexualidad femenina, de alguna manera “ayudan” a que las situaciones de abuso sean más fáciles de ocultar, tal vez nunca le hemos tomado el peso a esta situación, pero con el relato de Iskra la realidad aparece estremecedora. Este ensayo no está libre de frases llenas de rabia, de impotencia y de algunos vacíos, sin embargo, estos elementos que habrían sido cuestionables en una novela, no son un error, ya que develan tanta sinceridad de parte de la autora al relatar sus vivencias que traspasa honestidad en cada capítulo.

Dado el tema que aborda este texto, lo califico con tres y media estrellas, es un simbolismo, no se puede “alabar” una situación así. Esto no quiere decir que este libro-ensayo sea malo, al contrario, creo que es un excelente apoyo para todas aquellas personas y familias que han sufrido abuso, no solo niños, sino también adultos, pues entrega herramientas valiosas para romper la barrera de la vergüenza, Iskra aparece como confidente y como guía.

Si tú mujer escondes en secreto, si has sido violentada y no sabes por donde empezar, acércate a este libro, compártelo, no dejes que otras niñas vivan un infierno. Denuncia.

—-

Muchas gracias a Editorial Forja por su gentileza.

 

One Comment

  • Pamela Octubre 15, 2016 at 12:10 am

    Valiente! Sin palabras

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *