Reseña. Deva. Los dioses de Tiamat – Salvatore Pellizzari.

Octubre 17, 2016

Deva_los dioses del tiamat

Sinopsis:

Tiamat está en peligro. El planeta más maravilloso del Universo es amenazado por la súbita aparición de una especie dominante de gran potencial evolutivo, el Hombre. Sin embargo la prohibición de intervenir en su desarrollo no es respetada por todos, lo que obliga al Gran Consejo de Civilizaciones a enviar a Tiamat un grupo de sabios protectores, los Devas. Guerreros ancestrales de un planeta agonizante, su misión será proteger a la joya máxima del Universo impidiendo que nazca alguna civilización. Pero algunos Devas comienzan a identificarse con la Humanidad, poniendo en riesgo la misión. Es cosa de tiempo que ocurra todo lo contrario y el Hombre se apodere de su mundo natal.

223 páginas, Editorial Forja 2015.

Califica este libro o ponlo en tu lista de lecturas de Goodreads aquí.

Calificación escribana.

3-medio-estrellas

Deva. Los dioses de Tiamat es la primera novela del autor nacional Salvatore Pellizzari, quien nos asegura dejarnos una agradable experiencia de lectura.

Todos hemos tenido que aprender sobre las grandes civilizaciones en la escuela, y estoy segura que nos ha entrado la duda de cómo fue posible tanto avance “tecnológico” en muchas culturas, cómo les fue posible calcular el tiempo, las constelaciones y edificar grandes monumentos y pirámides.

– Obvio, todos nos lo hemos cuestionado, la respuesta es fácil “aliens”.

Jajajajajajaja, así es querido lector, de hecho por aquí creemos lo mismo. Incluso creemos que ellos siguen entre nosotros (miedito). Sólo piensen en los primeros ordenadores que eran tan grandes como habitaciones completas y ahora caben en nuestros bolsillos como teléfonos inteligentes, y tan sólo han pasado unos 30 años… sospechoso.

Salvatore Pellizzari seguramente tuvo la misma inquietud y es así que nos propone una historia que busca llenar esos vacíos que la ciencia actual aún no se logra explicar. Influenciado por cultura oriental/hindú nos contará las peripecias de diez Devas (que se traduce como “brillante”) que han venido a vivir sus inmortales vidas entre los humanos primitivos.

– Lo sabía, Aliens, ¿pero cómo llegaron aquí?

El autor nos explica que el Universo en su infinito no está compuesto solo por materia, sino que también por seres vivos de distinta índole que por siglos han ido consumiendo sus hogares a la vez que las civilizaciones han ido evolucionando. Las principales civilizaciones formaron un Gran Consejo que decidió proteger a toda costa un pequeño planeta cubierto en gran parte de agua, que se presentaba como un bello jardín con todas las cualidades para convertirse en un planeta ideal para la proliferación de la vida en plenitud. Decidieron llamarlo Tiamat. No hay que pensar mucho para darnos cuenta que Tiamat es el nombre que recibió nuestro planeta de parte de los sabios.

Para el Gran Consejo era fundamental proteger este pequeño jardín y decidió encomendar aquella vital misión a los últimos diez Devas, seres inmortales, extremadamente longevos cuyo hogar estaba a punto de morir, lo cual implicaría el fin de su raza, pues no pueden reproducirse y si bien son inmortales, ciertamente pueden morir si los “matan” (como a los vampiros, por ejemplo).

La llegada de los Devas fue provechosa para los primeros humanos, pero no así para estos seres que fueron vistos como dioses, ya que muchos componentes de la atmósfera los dañaban, lo que motivó su aislamiento paulatino en grandes templos. Algunos Devas seguían anhelando volver a un mundo que fuese más parecido al suyo, mientras otros Devas comenzaron a sentirse dueños de Tiamat, lo cual los fue dividiendo cada vez más, hasta que se separaron en distintas regiones del planeta, en donde cada Deva fue el impulsor de alguna de las primeras civilizaciones, mucho antes que la vida comenzara en Summer, con el mito de Gilgamesh.

El hombre prosperó al lado de los Devas y al poco tiempo fue claro que como especie tenían todo el potencial para ser una gran civilización, pero la ambición se apoderó de los Devas y lo que antes eran un unido grupo, son ahora dos bandos que se pelean de cierta forma, la hegemonía del planeta.

La historia de Tiamat está escrita en tablillas por el Sumo Sacerdote humano Beroso, esperando que la cruenta guerra que se avecina entre estos dioses no acabe con ellas para que quede algún legado de este denominado jardín.

Es así como el autor nos relata la guerra entre dioses que forjó nuestra especie, con espectaculares batallas y con guiños que nos hacen reconocer en ciertos lugares a las antiguas civilizaciones, sobre todo la egipcia y el enigma de las pirámides. Además, comprenderemos que al lado de los Devas, el hombre poseía ciertos poderes que ahora creemos imposibles pero que sabemos algún día dominaremos.

Deva. Los dioses de Tiamat es una historia épica, fantástica y con dejos de ciencia ficción. Es una obra bastante entretenida pero que pudo hacer dado un poco más. El comienzo de la historia es muy potente pero el desarrollo de las personalidades de los Devas y sus rivalidades es un poco flojo en cuento a ritmo y acción. De todas maneras es una lectura diferente y que me deja muy conforme a la hora de tratar de explicar lo que pudo ocurrir en la Tierra mucho antes de lo que conocemos. Ideal para los amantes de lo desconocido.

Encuentra esta novela y todas las del catálogo de Editorial Forja en librerías y en la próxima nueva versión de FILSA (del 20 de octubre al 6 de noviembre en Estación Mapocho).

Muchas gracias a Editorial Forja por su gentileza.

 

No Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *