Reseña [Cómic] Pequeña Esperanza -Sergio Miranda

Agosto 6, 2015

pequeña esperanza comic

Sinopsis:

¿Te angustia la idea de no encontrar un cómic con personajes disfuncionales, familias rotas y crítica ácida al diario vivir? ¡Pequeña Esperanza es la respuesta a tus necesidades! Esperanza es una niña que, con su humor e inteligencia precoz, logra sacar una radiografía honesta y sin tapujos de la sociedad chilena. La política, la religión y los conflictos sociales son parte fundamental en la vida de esta pequeña.

104 páginas, Ril editores (Ril Ilustrados!) 2012, Tapa blanda, ISBN 9789562849364.

Calificación escribana:       4-estrellas

¡Bienvenidos todos a la nueva casa de Escriba de Avalon!

Para honrar la ocasión, quiero hablarles de uno de mis personajes favoritos del cómic nacional, me refiero a Pequeña Esperanza, creada por Sergio Miranda.

Hace unos años -creo que dos- en una Feria del Libro me encontré con un cómic que tenía por título “Pequeña Esperanza”, cuando vi su portada que representa a una niña que ha roto el dibujo en donde aparentemente quedaban separados su papá y ella por un lado, y su mamá con una nueva pareja por el otro, me quedó claro que la cosa no iba a ser tan tierna como el nombre del cómic sugiere. Curiosa comencé a hojear el libro, me encantó la simpleza del dibujo, viñetas claras y limpias a blanco y negro contaban las peripecias de una niña muy poco común inserta en una familia disfunsional. Al poco pasar las páginas, cerré el libro y lo compré inmediatamente. Amor a primera vista.

¿De qué se trata?

Esperanza es una niña de 7 años bien “pasada para la punta”, siempre ha sido una niña muy crítica de su entorno y muy observadora, por eso, cuando el matrimonio de sus padres se quiebra, ella no duda en partir con su papá ya que es él quien necesita más compañía puesto que su mamá ya tenía a alguien en su vida, sin duda Esperanza es una niña muy madura para su corta edad.

Luego de esta importante decisión, Esperanza pasará muchas veces de ser hija a mamá, tendrá que madurar a la fuerza y ser la motivación para su papá quien está muy deprimido y además sin trabajo. Esta singular pequeña no dudará en acosar a su padre para que consiga trabajo, para que se comporte como el adulto que es, para que no sea un papanatas en sus citas amorosas, entre otras muchas cosas. Dice el dicho popular que los niños siempre dicen la verdad, pero Esperanza no solo la dice, sino que la expresa sin ningún filtro, la fría y dura verdad golpea a su padre, a su madre y sobre todo al adinerado nuevo novio de su madre que en más de alguna ocasión va a terminar con el corazón destrozado por la muy ácida lengua de esta inocente niña, pues ¿quién puede enojarse con una pequeña niña? He ahí la gracia del cómic, pues si bien es difícil que en la vida real una niña tan pequeña tenga la ocurrencia de hacer tan ácidos comentarios, la posibilidad de verla en representada en el papel juega mucho nuestro imaginario, ya que ella tocará temas que a nosotros nos preocupan, por lo que ojo, este cómic no es para comprárselo a los niños, es claramente juvenil-adulto.

Pero no solo en lo que a vida familiar se refiere habrá situaciones en las que Esperanza hará comentarios que no parecen concordar con su edad, sino que también en el colegio será muchas veces un dolor de cabeza, aunque esto no impide que tenga buenos amigos: una niña de familia muy católica y un niño que ha vencido hace poco el cáncer son sus compañeros de aventuras (un trío harto dispar ¿no?). Finalmente, como casi todo niño, Esperanza tiene una mascota, un perrito llamado Hipócrita (porque nació el día del cambio de mando en el Gobierno) que la meterá en más de algún gracioso problema cuando se le escapa y tiene que llamarlo a gritos.

esperanza 01

esperanza 02

esperanza 03

El libro recopilatorio de este cómic me encantó y me hice adicta a las tiras que se publicaban con regularidad en su página y redes sociales, por eso cuando el autor publicó una suerte de fanzine contando como fueron los primeros días de Esperanza y su papá viviendo solos en un nuevo y muy austero hogar, no dudé en comprar una copia, la cual atesoré y con mayor razón cuando su autor, Sergio Miranda, decidió darle una pausa al cómic el año pasado. ¡Pero tranquilos! yo no les contaría de esta niña si fuera ahora tan solo un recuerdo, porque sus aventuras han vuelto, y se están publicando una vez a la semana en el portal El Desconcierto.

esperanza 04

Para saber más detalles de Pequeña Esperanza, contacté al autor para hacerle algunas preguntas y esto fue lo que contestó muy amablemente:

-¿Cuándo comenzaste a darle vida al cómic? ¿creíste que un día lo publicarías en libro?

Empecé en diciembre de 2010, y no, no tenía pensado convertirlo en libro en ese tiempo. Sólo quería reflejar pensamientos e ideas que se me venían a la cabeza a veces.

-Pequeña Esperanza tiene algunas similitudes con Mafalda ¿Te incomoda que se haga esa comparación?

No, no me incomoda. De hecho, me halaga cuando hacen esa comparación. Quiere decir que el personaje va bien encaminado. Igual me parece gracioso que Mafalda sea el primer referente que se les ocurre. También podría ser un referente Lisa Simpson, o Matilda, la de la película de una niña con familia disfuncional y que aprendió a leer sola.

-Para nosotros los fans fue bastante triste cuando Pequeña Esperanza dejó de publicarse periodiacamente ¿Qué te llevó a suspenderla un tiempo? Y ahora que ha vuelto ¿Se viene con todo?

Quise darle un final al webcomic porque ya todo lo que tenía que decir con ese personaje ya estaba dicho. Además, la pega no me dejaba mucho tiempo para hacer las viñetas. A veces, me quedaba despierto hasta bien tarde dibujando y eran energías que pensé que podían ser mejor invertidas en nuevos proyectos que tenía en carpeta. También quería empezar con nuevas ideas, como publicar el webcomic de La Mente de Oscar, seguir estudiando animación 3D, estudiar guitarra, etc. Creo que uno debe expresarse creativamente en variados proyectos y formatos, y tres años en un mismo proyecto ya era suficiente como para dar el paso a nuevas cosas.
Ahora volvió solo porque el Diario El desconcierto se interesó en las tiras de Pequeña Esperanza. Yo ya había dado vuelta la página, la verdad. Aunque estoy encantado con volver a mostrar a la niña y que sea leída por un público que no la conocía. Ojalá vuelva con todo, pero eso no depende de mi, sino de la reacción de la gente.

Si estás intrigado, te cuento que puedes encontrar el cómic de Pequeña Esperanza en librerías, ferias, y también en el portal especializado Buscalibre, además no olvides pasar el por Facebook y Twitter de Pequeña Esperanza para estar atento a novedades, si te gusta, tal como dice su autor, dependerá si vemos un nuevo libro de ella en el futuro.

Eso ha sido todo por hoy, los dejo invitados a compartir esta reseña y seguir las redes sociales de la página ¡Gracias por tu visita!

 

No Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *